aromaterapia egipcia

La Aromaterapia es un técnica terapéutica diseñada para ayudar a mantener el bienestar físico, emocional y espiritual a través de la correcta aplicación de los aceites esenciales puros y los aceites aromáticos.

La palabra “aroma” significa fragancia u olor agradable y el término “terapia” hace referencia a un tratamiento diseñado para lograr un cambio positivo en un individuo. Así, un tratamiento de Aromaterapia procura el establecimiento o recuperación del equilibrio en una persona.

Gracias al uso de los aceites esenciales, sustancias naturales puras, con alta energía vibratoria, un tratamiento de Aromaterapia “ayuda al cuerpo a ayudarse a sí mismo” para recuperar la salud, el equilibrio y el bienestar.

 

Conoce la técnica:

Percibimos nuestro entorno a través del los sentidos y el olfato es el sentido que más influye en nuestro bienestar. Los aromas provocan en nuestro cuerpo respuestas neuroquímicas que afectan nuestras emociones y nuestro comportamiento.

Los aceites denominados aceites sagrados, presentan una composición química parecida a la de las hormonas, ya que tienen la capacidad de actuar sobre las personas al ser absorbidos por la piel o inhalados.

Actúan sobre el organismo/metabolismo infutendo en el estado físico y emocional, activando nuestros sentimientos y vida afectiva a través del sistema nervioso.

Ya en la Prehistoria, los primeros habitantes del planeta, quemaban madera y hojas para halagar a los Dioses con tan agradables aroma.

Hace 5000 años, los Egipcios dieron una atención sin paralelo a los aceites esenciales, utilizándolos en su vida diaria para efectos curativos, cosméticos y en la preparación de los cuerpos inertes para su preservación el viaje a la eternidad.

 

A quién está dirigida esta técnica:

Hay siete chacras que actúan a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Cuando un chacra o varios están en desequilibrio alteran estos estados a nivel molecular, fisiológico, funcional o anatómico pudiendo llegar a la enfermedad.

Cada chacra está relacionado con un aceite sagrado principal, la terapeuta aplica los requeridos con el fin de requilibrar de esta forma diferentes estados físicos y emocionales del organismo:

  • Ayudar a recobrar nuestra autoconfianza y no depender de la valoración de los demás para querernos
  • Aportar seguridad
  • Controlar la ansiedad
  • Elevar la autoestima y no sentirse menospreciado, recuperando nuestro poder personal.
  • Equilibrar el Yin y el Yang
  • Ayudar a olvidar y perdonar. Aportar alegría
  • Superar los miedos a expresarnos y comunicarnos con los demás
  • Estimular el sistema inmunitario
  • Controlar el estrés
  • Ver con claridad los propósitos de nuestra vida