Fangoterapia

fango.jpg

La fangoterapia tiene propiedades purificantes, remineralizantes, estimulantes, calmantes, dependiendo siempre del tipo fango o de barro utilizado para realizar el tratamiento.


Los fangos se extraen de los fondos del mar, lagos o manantiales, la arcilla es el barro más común utilizado para la fangoterapia, se extraen de las capas profundas de la tierra y tras un proceso de filtrado y secado debe ser hidratada nuevamente con lo que nos da juego a poderlas mezclar con hidrolatos, aceites esenciales, transformando los tratamientos en muy personalizados.