shutterstock_89364592.jpg

Por las circunstancias o el estilo de vida que llevamos, estamos expuestos a una alta concentración de toxinas, tanto a nivel externo como interno, la contaminación medioambiental, la alimentación, tabaco, alcohol …  estos residuos acumulados se manifiestan en nuestro cuerpo en forma de edema, pérdida de elasticidad, acumulación de grasa y falta de firmeza. Nuestro cuerpo no es capaz de eliminar de forma natural tanta cantidad de toxinas y debemos buscar ayudarle a limpiar los sistemas de eliminación, para favorecer la depuración del organismo de todas esas sustancias nocivas.